Necesidad o placer – ¿por qué decides comprar colchones?

Los colchones en la actualidad son grandes “artefactos” para descansar, son uno de los muebles más usado a nivel mundial por lo menos una vez al día. Gracias a este podemos decir que la comodidad tiene nombre, aunque para alguno esta no venga de parte de los colchones, para otros incluyéndome si que viene por parte de uno.

Es increíble como ya las personas han adoptado este estilo de dormir, pues a lo largo de los años se han ido variando las formas y materiales para poder descansar, pero el colchón desde que se posicionó en el mercado, ha sido de uso de forma cotidiana por casi todo aquél que haya usado 1 aunque sea por primera vez.

Tan solo es notar el diseño su extraña forma y en muchas cosas su agradable textura. Los colchones llegaron a nuestras vidas para quedarse y es verdad que no es igual que un teléfono celular que cada 2 años estamos cambiando este por otro que cuenta una versión mejorada y con más características, en su caso los colchones cuentan con las suyas un tanto diferente a la de los demás y es difícil que el mismo modelo cambie cosas importantes cada año ya que estos tienen como tiempo mínimo de duración.

Las personas como tu o yo tal vez no necesitemos en este mismo instante realizar tales acciones, pues tal vez sea porque nos sentimos agustos con lo que tenemos, pero también es de considerar que si por alguna razón debemos comprar un nuevo colchón pues simplemente lo hacemos. Hay cosas que no se pueden pensar 2 veces como es el realizar tal acción. Otra cosa que es común ver en estas personas es que el colchón que ya compraron pues o lo venden luego de comprar el otro o deciden desecharlo, es frustrante escuchar esto segundo pero claramente hay una tercera cosa que estos también acostumbran hacer, y es donarlo.

Las personas que tienen suficiente dinero como para darse el lujo de comprarse un colchón anual, pues claramente hacen bien donando el que tenían ya que posiblemente otra persona lo aprecie como si fuese nuevo y viendo con las características con la que los compran, pues imagina que a quien le toque uno de estos dormirá feliz y contento por un largo, largo tiempo.

En este artículo nos enfocamos en los 2 tipos de personas: los que compran por necesidad y los que compran colchones por placer. ¿Y tu de cuál eres?

Sobre El Autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Relacionados